Leyendas

El cerro de las Cruces

GUANACASTE NOTICIAS. Cuentan que hace muchos años, de Nandaime, un nicaragüense trajo ocultos 3 huevos.

 

Con el tiempo se escuchó que un sacerdote sólo pudo destruir a uno de ellos y que corrió hacia Nicoya y al encontrar a la serpiente crecida del segundo huevo, la amarró y la tiró en la laguna de un cerro en Nicoya en donde colocaron como señal, unas cruces y se recomendó hacer todos los años una romería y bendición para que la culebra no se enojara.

 

Resulta que en un año no se hizo la romería al cerro y la bicha se enfureció y esta unió su cola con la de Nicaragua y el cerro no se calmó hasta que la gente y el cura acudieron a cumplir con la promesa, tradición que aún se cumple.

Comentarios

Comentarios

Más Visitadas

To Top