Tradiciones

El Santo Cristo de Esquipulas (En medio de dos palmeras de coyol apareció la imagen del santo Cristo) (PARTE 2)

Miguel Salguero/ En medio de dos palmeras de coyol apareció, a principios de 1804, la imagen de santo Cristo de Esquipulas, patrón de Santa Cruz. El hecho se debió a que un devoto del santo, pero más de los placeres mundanos, trajo hasta las tierras del Diriá la imagen, de excelente calidad en la talla, de tamaño pequeño. Reproducía la del Cristo Negro que pidieron los indios guatemaltecos a su obispo, porque lo querían del mismo color de su piel. El obispo los complació y hoy la imagen se encuentra en la catedral de Esquipulas, ciudad guatemalteca cercana a la frontera con Honduras.

UNA GRAN TRADICIÓN

Inmensa es la devoción hacia el Cristo Negro en Guatemala, y fuera de esta; tal el caso de Costa Rica, aparte de Santa Cruz, imágenes del Cristo de Esquipulas, se venera en Alajuelita, en San ]osecito de San Isidro de Heredia, y en otros lugares. La fama del milagroso Señor de Esquipulas ha sido reconocida por muchísimas personas; y parece ser que la imagen aparecida en Santa Cruz ha originado la fe de nuestro país.

PEDÍA LIMOSNA

El guatemalteco de nuestra historia pedía limosna de casa en casa. Y dormía donde lo encontrara la noche; sin embargo, no tenía autorización eclesiástica para andar en tales pasos valido de la imagen sagrada. Por lo tanto, rué denunciado, porque, además, le gustaba la vida licenciosa. Como fue citado para que respondiese de los hechos, el chapín optó por poner pies en polvorosa; se marchó de Santa Cruz pero dejó la imagen del santo Cristo en medio de dos palmeras de coyol, en terrenos de doña Bernabela Ramos.

LOS RAMOS Y SANTA CRUZ

Los Ramos tuvieron que ver con la historia de Santa Cruz desde el comienzo mismo de su historia como pueblo. Según parece, a mediados del siglo XVIII, en el año 1760, llegaron a los parajes de El Diriá los hermanos Miguel y Basilia Ramos, ambos de origen español, don Miguel era capitán de buque, título oficial dado por el rey de España. Don Miguel y su hermana adquirieron unas 50 caballerías de tierras, a un kilómetro y medio de la actual ciudad, en un lugar llamado Hormigas. Allí vivía con su esposa y sus hijos Pablo, Baltasar y Bernabela.

UNA IGLESIA EN EL MISMO LUGAR

Con los años, doña Bernabela heredó muchas tierras y fue esta mujer, precisamente, quien donó los terrenos donde se asienta Santa Cruz. Su nombre se perpetúa por tal hecho en el parque lugareño, precisamente lleva el nombre Bernabela Ramos, y una pequeña comunidad llamada simplemente, Bernabela. Pues bien, cuando doña Bernabela supo del hallazgo de la imagen mandó a construir una pequeña ermita y luego procedió a regalar la tierra. El espíritu religioso de la matrona en mención habla muy bien el hecho de que enfrente de su casa había mandado erigir una enorme cruz de madera. Tenemos, pues, que un devoto pero alegre guatemalteco fue el indicado por la providencia para dar origen a la hermosísima tradición del

Santo Cristo de Esquipulas, el Cristo peregrino. Mas de la primera imagen poco se sabe. No sería raro que en algún rinconcito de la ciudad, tal vez en la casa más humilde, se encuentre el original Cristo de Esquipulas, que llegó de casa en casa desde Guatemala. Y que de casa en casa sigue, pero con otra imagen. (tomado de: Revista Gentes y Paisajes. No 9, enero 1984; p. 24.)

Comentarios

Comentarios

Más Visitadas

To Top